La educación no sólo es elegir el mejor colegio

Llevo 6 años llevando a  mis hijos al mismo cole. Durante los 6 años, ni un solo día he aparcado en segunda fila. Jamás.

Y es que, sobretodo por las mañanas que todos tenemos prisa, me parece una falta de respeto para el resto de madres y padres, bloquearles la salida del coche aunque sea dos minutos.

Durante este tiempo, observo atónita como a muchos parece no importarles tenerte esperando o retrasando tu llegada a una reunión, porque no tienen ganas de buscar un lugar donde aparcar, y para ellos, lo importante es que sus niños entren al cole, o ellos lleguen a su destino a su hora. El resto no importa.

Y me sorprende, porque la puerta de un colegio es un lugar donde tus hijos ven y aprenden de sus padres cómo reaccionar ante las cosas en la vida. Es un lugar, como tantos otros, donde mostrar a tus hijos y dar ejemplo de educación… y me sorprende. Y mucho.

frase-sp0

Durante 6 años he observado este comportamiento, y sufrido casi diariamente, no poder sacar el coche porque me bloqueaban otros vehículos. Pero hace años tomé la decisión de que esto no podía estropearme el día. Lo asumo. Es así. Me sorprende pero ya ni siquiera me enfada.

Hoy era uno de esos días en los que tenía muchísima prisa. Durante más de 8 minutos (8 minutos cuando no llegas a algo importantísimo creedme que son eternos… ) he esperado pacientemente a que alguno de los dos coches me dejara un hueco para salir. He revisado el correo, he leído el periódico, tic, tac… con buen talante, con calma…

Cuando por fin he podido salir, otro coche había parado atravesando la carretera para que sus hijos se bajaran. Esto es así, a estas alturas no me altera ya. He esperado pacientemente.

Pero es entonces cuando ha llegado un coche que ha empezado a pitarme y ¿os lo podéis creer? a insultarme. Y entonces ha pasado por mi lado subiéndose a una acera y me seguía gritando mientras me adelantaba.

Veinte metros después, esta persona ha detenido el tráfico para salir, abrir la puerta a su hijo, darle la mochila y tan ricamente irse a casa después de hacernos esperar a todos bloqueando el tráfico… Era difícil. Muy difícil, pero por fin han conseguido enfadarme… y eso que tengo casi tanta paciencia como el Santo Job.

frase-ejemplo

Pero es así. Seguramente esa madre exija la mejor educación  para sus hijos en el colegio. Seguramente esta madre exija que una dependienta en una tienda la trate con respeto. Seguramente esta madre querrá que su hijo aprenda a ser educado. Madre mía…

He puesto la radio y he seguido mi camino. Sonaba Human Touch de Bruce Springsteen… Ironías de la vida. He sonreído.

 

 

 

 

 –

Tags from the story
More from Susana

Que no falte el hielo en tu fiesta

Pocas noticias han causado tanta alegría a esta familia como la actualización...
Read More

6 Comments

  • Tienes toda la razón, a veces vamos por el mundo sin pensar el perjuicio que ocasionamos a los demas, por mucho que tu quieras no enfadarte y hacer las cosas bien, no sirve de nada, te acaban tomando el pelo y llamandote «idiota» por hacer las cosas bien, esperar en fila en el coche, aparcar bien, respetar los pasos de peatones, en fin, vivimos en un mundo en el que cada vez respetamos menos.
    Me ha gustado tu reflexión!!

    http://pananaro.blogspot.com/

    Saludos

  • Grrrr estas cosas me ponen de los nervios. La gente tiene muy poco civismo. Les importa tres pitos lo que le pase al resto. Sólo son ellos, ellos, ellos.

  • Es así, la educación empieza en casa. En el cole de mi niño hay madres y padres que aparcan sobre la acera por la que niños de 7,8 o 9 años van andando para irse a casa, los coches aparcados les obligan a bajarse de la acera para poder pasar, poniéndolos en PELIGRO de ser atropellados, me indigno cada vez que lo veo, porque no solo obstaculizan el paso a otros coches, sino que pueden sufrir un accidente por su culpa….

  • Creo que eso pasa en todos los colegios y, curiosamente, he observado que siempre son los mismos los que se quedan en segunda fila, paran delante de la puerta, en medio de la calle etc. Yo no soy nada peleona, suelo huir de las confrontaciones, pero a veces me pregunto si nuestro silencio (o paciencia, como dices tú) no contribuye a que se crean con todo el derecho del mundo a seguir con sus modales. Quizás una llamada de atención educada no estaría de más, ¿no crees?

  • Te entiendo, comparto totalmente tu pensamiento y comprendo que hayas querido comentar lo que te ha pasado. Yo nunca olvidaré , y eso que ya me pasó hace unos años, un día en el parque Warner, que estaba haciendo cola con mis hijos para una atracción, y llegó otra madre con sus hijos….y se puso delante de nosotros!!! Le dije que tenía que ponerse a la fila (te aseguro que se lo dije con educación), y SE MOSQUEÓ!!! , es verdad que no llegó a insultarme como te ha pasado a ti esta mañana, pero va y me dice toda indignada: «Que no estamos en el colegio». Pues no, señora, no estamos en el colegio, pero esque no sólo en el colegio hay que respetar las normas, y no sólo los profesores deben dar ejemplo. Y se fue! O sea, que o pasaba cuando le daba la gana, o no pasaba, increíble. Y también increíble fue que la monitora, o como se llamen los que están en las atracciones, no le dijo nada. Igual hasta le dio miedo.
    En fin, pues ya me he desahogado, je,je.
    Un abrazo.

Responder a OLGA GOMEZ Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *