La bolsa o la vida

Una de las cosas de las que estoy más orgullosa desde que soy mamá, es que no he seguido el guión al pie de la letra.

Por ejemplo, nunca quise esa bolsa azul celeste o rosa con florecitas y lazos que suelen llevar todas las madres (bueno casi siempre los padres…) cuando tienen un bebé. En eso sí que acerté. Me hice con un mochila negra aparentemente normal con compartimento para biberones y cambiador incluido que compré en Amazon.com.

De esta forma, el padre de la criatura no se avergonzaba de llevarla y cargaba con ella casi siempre.
Además, ahora que los niños no son bebés, la podemos llevar también.
La parte inferior de la mochila esconde un compartimento nevera, así que cuando vamos a algún sitio tipo Faunia, podemos llevar la comida y aunque nos la revisen, no se ve.

El tema de las mochilas para el cole es algo que tampoco me convence y ando liada buscando una alternativa.

Os cuento: mis niños, llevan una mochila con ruedas en la que esconden excepto el dia que tienen piscina, una diminuta agenda en la que los profes raramente dejan alguna nota.
Y no es que ellos no vayan felices con su mochila de ruedas, que lo van y mucho.
Es que a la salida, con las fieras agotadas, servidora acaba cargando con las dos mochilas, mi bolso y los restos de la merienda.

Así que he pensado que hay que reivindicar la cartera de toda la vida, esa de bandolera (que además a la pequeñina le encantará porque parece un bolso).

Estas son de Linna Morata y se venden en su web.

El precio son 58 euros, un poco elevado pero la verdad es que son preciosas ¿no os parece?

Hay más modelos, todos con la misma forma, pero estampados muy variados.

Podéis comprarlo online en la web de Linna Morata

¿Qué os parece?

101 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Spamcheck Enabled)