La importancia de las cenas

Admito que sonrío cada vez que veo el último anuncio de IKEA  en el que nos recuerdan que los niños deben tener menos deberes y más cenas  en familia.

Tengo la suerte de que mis hijos desde el año pasado no tengan deberes. Y no sabéis lo que me alegro.
Siempre hay que leer un ratito, buscar un hueco para repasar algo que se necesite, pero no deberes como tal.

Sin embargo, admito que hasta ver el anuncio, no le daba la importancia que tienen las cenas en familia. De hecho últimamente ni me sentaba a cenar con ellos, y lo voy a empezar a corregir hoy mismo.
Las prisas, la cantidad de cosas que hacer en poco tiempo antes de acostarlos, nos hace olvidar lo enriquecedor que es charlar en familia alrededor de una mesa… y la prueba es que muchos de los recuerdos que yo tengo de mi infancia son, precisamente, alrededor de una mesa con mi familia.

Así que me he hecho el firme propósito de convertir las cenas en el momento en que todos nos sentamos y hablamos de nuestro día.

Y además, hacer que este sea un momento divertido y deseado por mis fieras.

Ikea Cenas
Y estos son algunos de los consejos que voy a seguir para lograrlo:

1.- Organizar el menú semanal

Nada peor que improvisar, que admito es lo que hago desde hace tiempo.
A partir de ahora, planificaré (teniendo en cuenta la comida que les dan en el cole) y ello pasa por planificar bien la compra.

2.- Organizar la nevera para ponérmelo fácil

Admito que nunca tomo más ensaladas que cuando estoy en un buffet, por ejemplo. ¿Y por qué es?
Porque tengo todos los ingredientes organizados y a la vista, es decir, me lo ponen fácil.
Así que voy a hacer lo mismo en casa (o algo parecido) y voy a organizar ingredientes en tuppers.

Organizar nevera Tuppers

3.- Involucrar a los niños

Sea para ayudarme a preparar algunas cosas de la cena o para poner la mesa, los niños tienen que ayudar. Es la forma de que sea más divertido pero también de enseñarles la importancia de las cenas y del momento en familia que representan.

Ikea Cenas

4.- Móviles fuera

Mi punto débil y mira que me da vergüenza admitirlo… Pero igual que no admito juguetes en la mesa, los mayores tenemos que dejar el móvil fuera y disfrutar del momento. Sin distracciones.

5.- Repaso del día

Esto es algo que siempre hago, y me enorgullezco de ello. Siempre, siempre, siempre les pregunto a los niños qué tal ha ido su día, qué ha sido lo mejor y lo peor del día. Pero la sobremesa puede ser otro momento estupendo para hacerlo.

Creo que además esta vuelta al cole, la llegada del otoño y de nuevas rutinas puede ser el mejor momento para hacerlo. ¿No os parece?

 

Post Patrocinado

Tags

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Spamcheck Enabled)