Mi mamá es runner

Creo que llevo toda la vida corriendo de un lado para otro. Solo que ahora, lo llamo running y a veces llevo dorsal.

Hace meses que me inicié en esto del running.

Tal y como os conté en este post, todo surgió en la sala de espera de urgencias una gran hospital, donde me di cuenta que esa frase que tantas veces comparto en Instagram, “Tenemos dos vidas. Y la segunda comienza el día que te das cuenta de que sólo tienes una”, era una realidad.

Podéis leer en este post, Red Lips Runner como, pese a que jamás quise enfundarme unas mallas y disfrazarme de “Power Ranger”, este deporte me fue atrapando casi sin que me diera cuenta, cómo fueron mis comienzos, mis primeras derrotas, cómo abandoné muchas veces, y cómo volví a intentarlo hasta terminar mi primer 10k tan solo 4 meses más tarde de haber corrido por primera vez.

Quienes me conocéis, sabéis que, desde entonces, he intentado inculcar a los niños, lo beneficioso que es el deporte y, sobre todo, las muchas cosas que te puede enseñar el running, sobre el deporte y sobre la vida.

Tuvieron la suerte de correr su primer 5k en el fin de semana de la Media Maratón de Disneyland París, de correr su primera San Silvestre incluso antes que mamá, y ya lucen orgullosos en el cole sus primeras medallas de algunas de las carreras infantiles y familiares que ya hemos corrido en 2017.

San Silvestre Mini - Niños - Running infantil

Aunque para “mi pequeña Kate Moss” lo más importante sigue siendo, no nos engañemos, vestirse igual que mamá, admito que los dos están aprendiendo, y disfrutando de la emoción de ir a recoger los dorsales, de calentar, de correr juntos y de las cosas tan ricas que a veces contienen las bolsas de corredores que te entregan al final.

Pero quizá lo que más me gusta es que hayan comprendido por qué a mamá le gusta tanto correr.

Desde las primeras veces que les dejaba para salir a correr, intenté que vieran que el deporte es algo necesario en la vida. Y que había que encontrar un rato para practicarlo. Aunque fuera de noche e hiciera frío. Aunque lloviera y no hubiera ganas.

Cada día al volver, además de dejar que intenten imitarme mientras estiro, les cuento mis sensaciones: un día mamá vuelve eufórica porque ha logrado correr un km más, o se ha sentido más ligera, y otro vuelve un poco contrariada porque ha tenido un dolor o no ha logrado lo que se proponía… pero lo importante es que  siempre, siempre, siempre, dedico un ratín a contarles cómo me siento, analizamos las causas, buscamos soluciones y sobre todo, recordamos que, en esto, se trata de divertirse y que el día que suponga una obsesión o un problema, lo dejaremos.

Mamá es runner - Running para niños y familias

Creo que además de vivir juntos los nervios del día de la carrera, los niños tienen que aprender a valorar el esfuerzo, a ver que el trabajo que haces a diario da resultados no inmediatos y sobre todo (en esto tienen suerte de tener la madre que tienen, jajaja…) a saber frustrarse. A ver que a veces las cosas no salen a pesar del esfuerzo y a que podemos hacer, de algo como quedar la última en una carrera, una anécdota divertidísima que contar en las reuniones familiares.

Y es que creo que en el deporte y a través de él, se pueden enseñar grandes valores a los niños.

Mamá es runner - Running para niños y familias

Es importante que aprendan valores a través de la práctica de cualquier deporte, pero creo que es igual de importante que vean, día a día, como afronto cada experiencia, cada derrota, cada logro, cada avance.

Pero para ello, mi recomendación es que les hagáis partícipes de cada momento, de los buenos y de los malos, porque quizá sea en estos últimos en los que más ejemplo puedes darles.

Y por supuesto, explicarles la parte solidaria que tiene este deporte, contarles para qué es la recaudación de los dorsales, y que vean que es una forma muy bonita de conocer y ayudar a otras personas.

Porque, al fin y al cabo, de esto trata la educación…  de enseñarles, de darles ejemplo sobre cómo afrontar la vida, y en esto, el deporte, y en especial el running, tiene mucho que decir.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Spamcheck Enabled)