Planes con niños: Realidad Virtual en Zero Latency

Hace algunas semanas tuvimos ocasión de conocer uno de los centros de realidad virtual que más me ha gustado: Zero Latency, en Madrid.

Empezaré diciendo que se trata de algo más que lo que a veces se entiende por una experiencia de realidad virtual, que se suelen limitar a ponerte unas gafas o meterte en un simulador.

Zero Latency nos trae una auténtica experiencia inmersiva en la que te sumerges de una manera impresionante en uno de los mundos, ya sea con zombies o con robots.

Realidad Virtual Madrid ZERO LATENCY

¿En qué consiste?

Se trata de una nave vacía en la que te mueves con total libertad por equipos.

Te ponen unas gafas de realidad virtual, unos auriculares, una mochila y te dan un arma.

Realidad Virtual Madrid ZERO LATENCY

La base de todo es jugar por equipos y de ahí, los auriculares que te sirven para comunicarte con tus compañeros y trazar la estrategia o ayudar a defenderte mientras juegas.

Como la que os escribe tiene verdadero terror a los zombies, optamos por la experiencia llamada SINGULARITY, que transcurre en una base militar secreta que ha quedado sumida en la oscuridad sin restos de la raza humana y en la que tuvimos que luchar contra robots, drones y cañones, estratégicamente colocados en los pasillos, subir en  ascensores e incluso caminar sin gravedad.

Realidad Virtual Madrid ZERO LATENCY

La experiencia es absolutamente increíble. Llegas a perder la noción del tiempo y a olvidarte del mundo real.

En mi caso fui con niños de 10 y 12 años y fue divertidísimo.

Al llegar te registras con un email donde después te dan la puntuación y las estadísticas de tu juego.

 

A la salida, tuvimos ocasión de probar también un simulador de vuelo, en el que tumbado, controlas el movimiento con manos, pulgares y el cuerpo, convirtiéndote en un auténtico pájaro.

Susana Garcia Blog Realidad Virtual

Como os digo, un plan absolutamente recomendable.

Podéis ver más información, precios, etc… en la web de ZERO LATENCY.

More from Susana

Operación roscón

La culpa es mía. He presumido de leer las recomendaciones de la...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *