La gran sorpresa

Uno de los mejores momentos de ser madre es cuando tienes la oportunidad de sorprender a tus niños.

Soy de esas madres que intentan darle un toque de emoción a casi todo, pero esta vez, la sorpresa que les tenía preparada a mis pequeñas fieras necesitaba algo un poquito más especial: llevarles a Disneyland Paris a presenciar la llegada de la Navidad, el encendido del árbol y muchas otras sorpresas que os iré contando a lo largo de estos días.

Con ese toque de “brujas buenas” que tenemos todas las madres, comencé a prepararles unos días antes sacando el álbum de fotos de cuando nosotros visitamos Disneyland Paris, y dejándoles claro que hay tantos niños en el mundo deseando ir a ver a Mickey y el resto de personajes Disney, que les tocaría esperar unos meses…

De repente, todas las conversaciones en casa, en el coche o incluso en el cole, giraban en torno a Disneyland Paris.
La pequeñina hacía listas de todas las princesas a las que algún día conocería y el mayor dibujaba un diario para soñar con lo que allí haría… algún día.

Llegó el día de darles la sorpresa. Con poco tiempo pero muchísima ilusión les preparé una gran caja con la silueta de Mickey en la que se podía leer: “¿Creéis en la magia?. Entonces abrid esta caja”.

Una vez abierta, se encontraron con otra caja custodiada por Mickey y Minnie y una carta:

SORPRESA DISNEYLAND PARIS

sorpresa-disney

Y con una celeridad que ya la quisiera yo cuando les pido que se den prisa para ir al cole, abrieron la caja y descubrieron en su interior otra cajita más pequeña con una carta, esta vez,… la carta que estaban esperando:

 

SORPRESA DISNEYLAND PARIS

SORPRESA DISNEYLAND PARIS

 

Creo que no olvidaré jamás ese momento. Sus caras de ilusión, su sorpresa… y esto, era solo el principio.

A lo largo de estos días os iré desvelando todas las sorpresas que allí nos esperaban…

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Spamcheck Enabled)